Promoting and Rewarding Sustainable Construction

Criterios de Elegibilidad

Foto-buenasp1'Aspectos objetivo' para la construcción sostenible Holcim Foundation for Sustainable Construction está comprometida con el concepto de triple enfoque (triple bottom line) el cual afirma que el progreso sostenible y a largo plazo requiere del equilibrio entre desempeño económico, balance medioambiental y responsabilidad social.

Con base en este concepto y para hacer que la construcción sostenible sea más fácil de comprender, evaluar y aplicar, la Holcim Foundation y las reconocidas universidades asociadas a ella han identificado cinco 'Aspectos objetivo' para la construcción sostenible, que sirven como base para los Holcim Awards y otras actividades de la Holcim Foundation.

Innovación y capacidad de transferencia El proyecto debe presentar la innovación como vanguardia de la construcción sostenible. Los descubrimientos y los enfoques que marcan tendencias, independientemente de la escala, deberán ser transferibles a un rango de otros usos.

  • Conceptos innovadores sobre el diseño, la integración de materiales y productos, estructura, recintos y servicios de construcción.
  • Enfoques sobresalientes sobre la tecnología y los procesos de construcción, la operación y el mantenimiento.
  • Contribuciones a las disciplinas de arquitectura, diseño urbanístico y paisajístico, ingeniería civil, urbana y medioambiental y otros campos relacionados, pertenecientes a la construcción.
  • Control a largo plazo para evaluar el cumplimiento de las expectativas y los objetivos iniciales.
  • Diseminación del conocimiento (documentación de proyectos y comunicación, educación y formación).

Normas éticas y equidad social El proyecto debe apegarse a las más altas normas de ética y respaldar la equidad social en todas las etapas de la construcción, desde la planificación y el proceso de edificación hasta el impacto a largo plazo en el entramado social de la comunidad. El proyecto debe brindar una respuesta avanzada con respecto a la responsabilidad ética y social.

  • Adhesión a las normas éticas en todas las fases del ciclo de vida del proyecto
  • Contribuciones a la formación de entornos socialmente viables y de los valores de las comunidades.
  • Participación de grupos de interés (cliente, usuarios, vecinos, autoridades locales, organizaciones no gubernamentales y otros).
  • Calidad de las condiciones de trabajo en el taller de los proveedores, en el sitio de obra y durante la operación del proyecto (compensación, seguridad, necesidades básicas, equidad de género).
  • Políticamente transparente y correcto.

Calidad medioambiental y eficiencia de los recursos El proyecto debe mostrar un uso y manejo sensatos y responsables de los recursos naturales a lo largo del ciclo de vida de la construcción, lo cual incluye su operación y mantenimiento. La atención a cuestiones medioambientales a largo plazo con respecto al uso de materiales o al flujo de energía, deberá ser parte integral de la estructura construida.

  • Bajos impactos medioambientales durante el ciclo de vida del proyecto.
  • Eficiencia en el uso de energía y materiales durante la construcción, la operación y el mantenimiento.
  • Alta relación del uso de energía renovable con respecto a la no renovable en la construcción, la operación y el mantenimiento.
  • Eficiencia en el uso del suelo.
  • Uso de productos y tecnologías robustas.

Rendimiento económico y compatibilidad El proyecto debe ser económicamente factible e innovador en lo que se refiere al empleo de recursos financieros. Su financiación debe promover una economía de medios y ser compatible con las exigencias y demandas que se enfrentarán durante su ciclo de vida.

  • Modelos innovadores de financiación.
  • Recursos financieros durante el ciclo de vida del proyecto y su impacto regional.
  • Flexibilidad respecto a cambios futuros (usuario, propiedad, leyes y normativas).
  • Solidez respecto a las condiciones económicas (tipos de interés, impuestos, inflación).
  • Economía de recursos empleados en la construcción.

Impacto estético y contextual

El proyecto debe ofrecer evidencia de su alta calidad arquitectónica en la forma en que aborda los factores culturales y físicos. La construcción debe tener un impacto estético positivo y perdurable dentro de su entorno, mostrando un uso innovador e imaginativo de la forma y el espacio.

  • Mejora de las condiciones contextuales existentes en respuesta a los contextos naturales y artificiales.
  • Interdependencias entre paisaje, infraestructura, tejido urbano y arquitectura.
  • Restauración y alteración cuidadosas del entorno construido.
  • Programación de estrategias (uso, flexibilidad, multiplicidad de funciones, cambio).
  • Calidad arquitectónica y su impacto estético (espacio, forma, luz, ambiente).